Hablemos de excesos

12:35

Hablemos excesos

Estamos expuestos cada día a los excesos. Unos son fáciles de percibir, otros no tanto ya que los consideramos naturales. Nos sentimos agobiados, estresados e infelices, pero rara vez revisamos los excesos en nuestra vida.



Vamos a iniciar con un pequeño test:

  1. ¿Te enfermas constantemente?
  2. ¿Vives cada día bajo presión?
  3. ¿Tus deudas crecen como la espuma?
  4. ¿No conoces la verdadera felicidad?
Si respondiste sí a la mayoría o a todas, estás viviendo una vida de excesos.

Lamentablemente esto se ha convertido en nuestro pan de cada día. Pensamos que es parte de la norma, y como tal, si uno quiere salirse de ahí, nos van a catalogar como personas anormales. Es aquí donde empezamos a callar las voces externas y escuchar nuestro interior. Pero antes de eso, analicemos algunos excesos, aunque probablemente la lista se quedará corta.

Información

¿O desinformación? Estamos expuestos a redes sociales y noticias virales. A veces dejamos de lado nuestro  lado crítico y nos creemos todo lo que estos medios nos proveen. Usamos el monitor para escondernos y lanzar duras criticas a personas que opinan diferente a nosotros.

Nos vamos enfermando y convirtiendo en "trolls", perdiendo el respeto a cualquier ser viviente. Alejarnos de este modo de comunicación no nos hará una persona poco humana, al contrario, te ayudará abrirte más hacia ti mismo y por consiguiente al mundo.

Es importante asimilar la noticia desde donde viene, evitar páginas que sólo buscando un mayor tráfico de internautas. Probablemente, tus fuentes de información se van a reducir sustancialmente, lo cual te estaría dando un gran paso al minimalismo.

Huye de las noticias tristes y mejor persigue aquellas donde la felicidad fluye, ya que esto te dará una inyección de energía positiva a tu vida.

Productos

Hace algunos años, ir al supermercado era más simple, siempre teníamos las mismas opciones. Con la apertura del comercio, esto cambio. Lo que no es malo porque tenemos una carta extensa de precios y tablas nutricionales.

El problema es que cuando la tabla nutricional es muy mala, estamos expuestos a grasas saturadas, azúcares, sodio y es imposible parar de enumerar todo aquello que nos daña físicamente.

¿Qué tal si continuamos como hace unos años? Si apoyamos al pequeño empresario, el que nos trae lo más fresco a la mesa y nos asegura que lo que nos vamos a llevar a nuestra boca está lejos de pesticidas y contaminantes.

También es bueno tomar nuestro tiempo en el supermercado y revisar minuciosamente qué le vamos a dar a nuestra familia. Soy defensora de la economía, pero muchas veces por ahorrar dinero en comida, tenemos que gastar mucho dinero en doctores.

Modas

¿Has escuchado el término "fast fashion"? Es toda aquella cantidad colosal de ropa que las grandes cadenas confeccionan estación tras estación, de calidad dudosa y fabricada en países subdesarrollados. Lo que no te imaginas es que toda esa ropa no se vende y por consiguiente se desecha.

Pero esta mala práctica no muere ahí. Las llevamos a la casa y continuamos con el mismo método. Las revistas, blogs, noticias, entre otros nos dicen a diario qué está "in" y "out". Tenemos un guardarropa que revienta y aún así no tenemos nada que ponernos.

Gracias al movimiento minimalista llamado "slow fashion" se nos invita a invertir en ropa de buena calidad, que dure por muchos años; con formas simples, colores neutros y atemporales. Todo esto nos asegura que nunca nos vamos a ver pasados de moda.

Investiga más sobre las capsulas de ropa y simplifica tu vida.


Publicidad

Basta prender la TV, entrar a una página web o pasar el tiempo en alguna red social, y los anuncios saltan a la vista, de todo tipo: pollo frito, alisadora, vehículo, viajes sobrevalorados, maquillajes con Photoshop. Todo es un exceso de bombardeo.

Nos crean una necesidad, pero a la vez distracción. Nos alejan de lo esencial y nos llevan a lo superficial. Nuevamente tenemos que ser críticos y analizar lo que el mercado nos está ofreciendo, ya que mucha de esta publicidad es engañosa.

Y no es cuento, hemos escuchado a personas que los estafaron por participar en algún sorteo que vieron por Internet. También muchos de los productos que vemos en estos medios no son ni la mitad de lo que prometen.

Si ves algo sospechoso en alguna publicación, escucha tu interior y no sigas. En estos temas es necesario tener un poco de malicia.

Tendencias

Ser un "trending topic", aunque sea por unos segundos es todo un honor, máxime por la gran competencia que existe entre los medios digitales en estos momentos. Podemos seguir pasos de personas ejemplares y  no tan ejemplares.

Lamentablemente estos últimos están calando más fuerte. Nos volvemos admiradores de aquellos que hacen el mayor ridículo y nos presentan los vicios como algo "cool".

También copiamos malas conductas que salen en la red, ignoramos los "challenges" que nos invitan a hacer algo positivo y nos vamos por aquellos más perjudiciales. Nos exponemos a nosotros mismos y manchamos nuestra imagen por puro gusto.

Lo mejor es ser auténticos y hacer las cosas por nosotros mismos y no por el agrado de las masas.

Cosas

No puedo dejar de lado, es el ahogo emocional que podemos sentir al no tener espacios para movilizarnos, porque nos hemos vuelto acumuladores de objetos.

Como todos los puntos anteriores, lo mejor es hacer una lista de los objetos realmente útiles, con los cuales no podríamos vivir y dejar de lado aquellos que no tienen posibilidades de ser utilizados.

Y podría continuar con excesos de comida, sexo, televisión... todas son señales de que algo no anda bien en nuestro interior. Tenemos que hacer un análisis a conciencia para salir de ese vacío y encontrar una vida más sana.





You Might Also Like

17 comentarios

  1. lo bueno es aprender a vivir con lo minimo!

    ResponderEliminar
  2. Son geniales consejos pero yo vivo muy feliz, no tengo presion, ni deaudas y muy rara vez me enfermo, asi que creo que este post no es para mi pero sin duda creo que es perfecto para ayudar a muchas personas que lo necesiten
    bss

    ResponderEliminar
  3. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Vivimos en una sociedad apurada, que todo se hace con prisas, presión por todos lados y acabamos olvidándonos de buscar nuestra felicidad. Creo que deberíamos empezar a tomar las decisiones ponderando primero una buena medida. Muy buen artículo!

    ResponderEliminar
  4. Me encanto el post, TODO lo que nombraste es verdad! Desde lo de las redes sociales, hasta la moda!Besos!!

    ResponderEliminar
  5. Hola! Muy buen post. A veces es muy fácil dejarnos llevar por infuencias externas que nos llevan a querer más y más. Y lugo, cuando nos vemos rodeado de cosas inútiles que realmente no necesitamos, nos preguntamos cómo llegamos aqui. Definitivamente tenemos que ser más eficientes al decidir qué sí y qué no. Porque ciertamente no necesitamos todo lo que podemos adquirir. Gracias por compartir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Cuanto razón tienes en que muchas veces vivimos con todos esos excesos! es dificil volverse crítico y ver lo indispensable de las cosas, solo lo justo.. parece que la felicidad nos viene con los excesos y no es así! interesante lo de añadir las redes sociales y creernos toda la información que nos llega sin discriminar!

    ResponderEliminar
  7. Tienes toda la razón del mundo. La vida es simple y nosotros la complicamos. Cuanto más sencillos somos y menos necesitamos más felices somos, está comprobadisimo. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me ha gustado mucho tu post sobre los excesos en mi caso el año pasado tuve muchos excesos con la comida basura porque me dio ansiedad por un problema y de ahí se convirtió en un vicio y por suerte he podido salir de él ya que nada en exceso es bueno. :D

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tienes toda la razon, yo soy de las cuida mucho con la comida prefiero pagar un poco mas, sobre todo desde que conozco sobre el aceite de palma muchisimo mas. Un post muy interesante y reflexivo.

    ResponderEliminar
  10. Muy buena reflexión, yo en muchas cosas siempre he preferido la calidad a la cantidad pero ahora eso mismo se está volviendo una máxima en mi vida aunque como siempre te digo tengo muchísimo por hacer pero bueno, poco a poco vamos avanzando y cada cosa de la que me despego abre un poco más mi mente y me anima a seguir.. un besazo

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, Laura! A mí no me gusta demasiado la moda ni sigo ninguna tendencia. Tampoco veo la tele. Así que, a la publicidad que estoy expuesta es a la de Internet y no le hago ni el más mínimo caso. Es cierto, que vivimos en una sociedad de excesos y que en algunas ocasiones he comprado cosas que no he necesitado. Pero... ¡voy avanzando! Tengo en la cabeza la filosofía minimalista. :D Un besito, guapa. :)

    ResponderEliminar
  12. interesante entrada, te encuentro toda la razon, siempre nos complicamos la vida y esta es bastante simple, solo hay que darse cuenta de eso y la vida mejora.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Me parece un post muy bueno. Es verdad que vivimos rodeados de excesos. Yo justo ahora estoy en una etapa de mi vida en la que estoy simplificando mucho. Y la verdad que da mucha felicidad

    ResponderEliminar
  14. No cabe duda que los excesos siempre son malos, nos crean hábitos autodestructivos, y tener una vida de acumulaciones es crear una vida de muchas carencias emocionales, hay que tener un equilibrio y armonizar nuestra vida, nuestros pensamientos, y fluir

    ResponderEliminar
  15. Que gran entrada, para mí es impactante porque soy acumuladora. Mi familia no se explica porqué, ni yo misma comprendo pero con leerte siento que algo de verdad esconde esta "manía" de acumular y tiene que ver con mis emociones y lo que hago. Indagaré, tu blog me está abriendo los ojos!

    ResponderEliminar
  16. ¡Estoy de acuerdo contigo! Ahora vas al super y tienes tantos productos y tantas marcas que muchas veces no sabes ni qué elegir. Por descartar un aspecto, porque coincido con todo lo que dices sobre la publicidad, #hastags y demás. Mira que cuando vi tu blog por primera vez pensaba que no tendríamos nada en común y me voy dando cuenta que en muchas cosas pensamos igual! Bss.

    ResponderEliminar
  17. No todo puede estar tan mal, las elecciones nunca han sido fáciles, pero no creo que la solución sea reducir lo que podemos elegir para elegir solo entre unas pocas cosas, aunque todos los movimientos slow también juegan con la publicidad, la repetición y demás. Yo no veo la televisión, y mi familia tampoco, leo o que me parece interesante y cuando voy al super compro lo que me parece mucho mejor. Y guardar tampoco es tan malo, pero ahora esta de moda el tener que desacerté de tus cosas para creer ser felices. Yo creo que lo ideal es tener criterio, el tuyo, sea cual sea, y no dejarte llevar por las tendencias, aunque estas siempre han estado ahí. Gracias por hacernos reflexionar, siempre es interesante.

    ResponderEliminar

Entradas recientes

Nos comentan...

Subscribe